sábado, 25 de marzo de 2017

Eficiencia energética - Cultura Blue



 “Cuando puedes medir aquello de lo que estás hablando y expresarlo en números, puede decirse que sabes algo acerca de ello; pero, cuando no puedes medirlo, cuando no puedes expresarlo en números, tu conocimiento es muy de_ciente y poco satisfactorio.” Lord Kelvin 


1. LA NECESIDAD DE LOGRAR URGENTEMENTE LA EFICIENCIA ENERGETICA La energía más limpia y más económica es la que no consumimos. Mientras que la más cara resulta ser aquella que no disponemos cuando la necesitamos para el desarrollo de nuestras actividades. Ambas situaciones merecen un profundo análisis de la sociedad en el contexto mundial y local sobre el uso de los recursos que nos proporciona nuestro planeta y en particular nuestro querido territorio. Hace décadas que hablamos de abocarnos intensamente a un desarrollo sostenible… Hablamos más que lo que realmente hacemos. Los porcentajes efectivos varían alrededor de nuestro planeta. De pronto en Argentina nos despertamos… ¿por qué?...¡¡¡ ”subsidio”…!!! No requiere mayores explicaciones ya abundan en nuestro medio. 

El desarrollo sostenible consta de tres vertientes, la económica, la social y la medioambiental, que deben abordarse políticamente de forma equilibrada. La energía está involucrada fuertemente en estas vertientes. El crecimiento iniciado con la denominada revolución industrial del siglo IXX ha transformado y sigue transformando a nuestra sociedad. Por ejemplo, hoy ya se habla de la industria
4.0. Este nuevo concepto de actividad industrial está conformado por la complejidad de sistemas ciber-físicos y a una transformación digital que afectará a todos los sectores y a todas las empresas.
Quienes proponen y adhieren a este cambio cultural en actual evolución nos aclaran que…”todas las industrias tendrán la necesidad de adaptarse a esa transformación”…y recalcan: no es una opción.

 Este cambio que sigue la curva exponencial iniciada en el siglo IXX se alimenta con energía eléctrica y el kWh se valoriza cada vez más. Su generación demandante global y creciente con las tecnologías actuales impactan fuertemente sobre nuestro medio ambiente a pesar de que los más grandes generadores y usuarios de nuestro planeta sigan algo distraídos sobre estas consecuencias que ya están empezando a presentarse.


 2. LA ENERGIA ELECTRICA EN ARGENTINA Y SU CONSUMO EN ILUMINACION Entre 1970 y 2014, el consumo total facturado de energía eléctrica se incrementó en más de un 850% llegando a unos 112 millones de MWh/año.

Como podemos apreciar en la figura 1, Buenos Aires incluyendo Capital Federal y GBA representa el 50% del total. En cuanto al tema que nos ocupa, en la figura 2 podemos apreciar el consumo destinado a la iluminación a nivel mundial (fuente IEA-International Energy Agency) y en nuestro país. 
El consumo en iluminación es lo suficientemente significativo para encarar la reducción de su consumo. Según la IEA el consumo en iluminación a nivel mundial es del orden de unos 2.600 millones de MWh (equivalente a unos 1.700 millones de toneladas de CO2 de acuerdo al promedio mundial de la relación CO2 /Mwh). 

En nuestro país la iluminación, a valores del 2014, representa unos 28 millones de MWh (equivalente a unos 14 millones de toneladas de COde acuerdo a nuestra relación CO2/MWh).
Figura 1. Distribución porcentual del facturado en energía eléctrica

 Figura 2.: relaciones de consumos de energía eléctrica y generación de CO2



A todo esto, debemos agregar que el 75% de la tecnología utilizada en iluminación y a nivel mundial es obsoleta. Este es el objetivo principal que queremos desarrollar para nuestros clientes oficiales y privados. Sucesivas comunicaciones ofreceran claramente nuestra propuesta de servicios para municipios, viviendas, comercios, industrias, hoteles, clínicas, hospitales. 

Nuestro compromiso es el cuidado del medio ambiente que forma parte de nuestra cultura empresarial. Globalmente la llamamos la Cultura Blue de Simon. 

* Ofrecer aplicaciones y soluciones para ahorrar energía. 

Innovar en procesos medioambientales y en soluciones que optimicen el uso de la energía.  

* Reunión con el cliente, analizar el sistema de iluminación, realizar un proyecto y presentar una propuesta con su evaluación de costos de explotación, mantenimiento y retorno de la inversión en función de la inversión a realizar en un período de tiempo de 10 años.