viernes, 5 de junio de 2015

La obra pictórica del museo del Prado “recupera” su luz


La obra pictórica del museo del Prado “recupera” su luz
publicado por Iluminet
Con un proyecto que contempla 14 fases, el Museo del Prado presentó las primeras dos del cambio de iluminación, de halógeno a LED
museo-nacional-de-prado
Foto / Museo Nacional del Prado


“La sensación es muy similar a cuando se ve un cuadro recién restaurado. Como si hubiera sido limpiado de oxígeno e impurezas y la obra hubiera recobrado su esplendor original”, dice la entrada de la nota que el Periodico El Paíspublicó con motivo de la presentación de las fases 0 y 1 de Lighting The Prado/Iluminando el Prado, el proyecto de iluminación del museo madrileño que está mudando a tecnología LED.

En estas dos primeras fases del proyecto se observan ya los beneficios de la iluminación LED en la colección dePintura del Siglo XIX (15 salas) y en parte de la obra de Goya que el Museo alberga. De esta última, los medios españoles resaltan las “Pinturas negras” del pintor aragonés, las cuales “ya no parecen tan negras”, dicen. Pero es en el “Fusilamiento de Torrijas y sus compañeros” del pintor Antonio Gisbert en donde los visitantes pueden notar el cambio, ya que esta pintura conserva la iluminación anterior de halógeno y la nueva de LED con esa intención.
fusilamiento-de-torrijos-foto-claudio-alvarez
“Fusilamiento de Torrijas y sus compañeros en las playas de Málaga” de Antonio Gilbert, iluminado con luz halogéno / Foto Claudio Álvarez


El plan tiene considerados entre 800 mil y un millón de Euros, repartidos en 14 fases, y se espera que quede listo en 2017, teniendo a las “Las Meninas” de Velázquez como último punto a iluminar. El financiamiento es aportado por la Fundación Iberdrola, y las soluciones de iluminación las provee la empresa española Lledó.

Los directivos del Museo Nacional del Prado señalaron a los medios que, además del beneficio estético, el cambio de iluminación busca cumplir con las normativas europeas de eficiencia energética. En este sentido, Marina Chinchilla, directora adjunta del inmueble, y Carmen Recio, responsable del área cultural de la Fundación Iberdrola, señalaron que las nuevas luminarias permitirán un 74% de ahorro energético anual, a la vez que reducirán el factor de daño a las obras.

Foto/ Luces CEI


Asimismo, y una vez finalizado el proyecto, se evitará la emisión de 320 toneladas de CO2, y los gastos de mantenimiento tendrán una reducción considerable, ya que las nuevas luminarias ofrecen una vida útil de 50 mil horas en contraste con las mil de las lámparas halógenas. También destacaron que el del Prado es el primer museo español inscrito en el Sistema de Registro de Huella de Carbono, el certificado fue entregado el pasado 13 de mayo.

En cuanto a los requisitos que se debieron cumplir para instalar la nueva iluminación, los responsables del proyecto señalaron que éstos, además de los antes mencionados, se enfocaron en la presentación y conservación de las colecciones y la eliminación de la radiación UV e infrarroja. Y respecto a los productos utilizados, señalaron que fueron, y serán, fundamentalmente proyectores LED.

Aún faltan un par de años para ver en su totalidad el proyecto, por lo pronto parece que con lo mostrado la iluminación ha tenido buen recibimiento. Habrá que darle seguimiento, sobre todo porque ha hecho que se considere al Museo Nacional del Prado como pionero en implementarlo.