sábado, 18 de abril de 2015

Una luminaria que simula una flor en movimiento


Una luminaria que simula una flor en movimiento
publicado por Iluminet
La luminaria Shylight fue creada por Studio DRIFT y simula una flor que se despliega del techo en una coreografía acompañada con luz

shylight-rijks-17abril2015-1



La nictinastia es una respuesta natural de ciertas plantas y flores a los ciclos de día y de noche, funciona como mecanismo de defensa, y para retener calor ante la disminución de la radiación por las noches. Es una reacción ante estímulos lumínicos que implica la contracción de las hojas o pétalos. Este fue el fenómeno que inspiró Shylight, una luminaria creada por el Studio DRIFT que simula una enorme flor que se despliega del techo en una coreografía acompañada con luz.

Inspirados en la naturaleza, donde todo está en constante movimiento y cambio, los creadores de la luminaria buscaron la forma de dar movimiento a un objeto, al considerar que la mayoría de los creados por el hombre son estáticos. Realizaron una investigación durante cinco años, tiempo en el que pudieron conocer la nictinastia, y la forma de reproducirlo en Shylight.

Sus creadores la describen como una lámpara “viva” que realiza movimientos impredecibles y, aparentemente naturales, como si estuviera floreciendo a cada instante. Fue creada a partir de capas de seda, que también le dan forma de una bailarina suspendida en el aire. Sus movimientos y la iluminación son controlados a través de un iPhone o iPad, lo que ofrece grandes posibilidades de programación.




Tiene una caída de aproximadamente 9 metros que permite ampliar las posibilidades de sus movimientos en techos altos. Sus creadores son Lonneke Gordijn, Ralph Nauta y Jozeph Hendricks; y los materiales utilizados fueron: aluminio, acero inoxidable pulido, seda, LEDs y mecanismos de robótica para su control. El trabajo de investigación, diseño, y construcción se realizó entre 2010 y 2014. Varias piezas fueron instaladas de manera permanente en el Museo Nacional de Ámsterdam (Rijksmuseum).

Sin duda, una luminaria que conjuga bien el diseño, la luz, la imitación de la naturaleza y la investigación, asimismo la funcionalidad con la estética.
shylight-rijks-17abril2015